Conoce el pueblo de Skerries

(Multiple values)

(Multiple values)

Conoce el pueblo de Skerries, situado en zona costera al norte de Dublín, a unos 35 km del centro. Cuenta con una estupenda zona verde pegada al mar en la que se puede pasear y disfrutar de las maravillosas vistas. Además, cuenta con una zona de playa, aunque esta no tiene la calificación de bandera azul (es decir, que no cumple con todos los requisitos recomendados para su baño), pero nada te impide pasear por la orilla o sentarte en la arena en un día con clima agradable.

Adentrándose más en el pueblo podemos encontrar una biblioteca, diversas tiendas, supermercados, etc. En definitiva, se trata de una población muy bonita para vivir para aquellos a quienes les guste estar en una zona tranquila, pero a la vez no muy lejos del centro de Dublín en coche o transporte público.

4

¿Cómo llegar?

Puedes acceder en coche en aproximadamente 45 ó 60 minutos, dependiendo desde qué parte de Dublín vayas exactamente, así como del tráfico, o bien en transporte público vía tren o autobús. Este último es el número 33 y se coge en el centro de la ciudad. Ten en cuenta que, si vas en coche, aparcar en Skerries en la calle en línea blanca es de pago, como sucede en toda Irlanda, por lo que no te olvides de conseguir tu ticket en las máquinas de fuera y dejarlo a la vista en el interior del coche. También asegúrate de que la hora en la que has aparcado entra dentro del horario en el que se debe pagar, ya que este suele terminar a las 6 ó 7 de la tarde en según qué zonas.

¿Dónde comer?

2

Skerries cuenta con diversos pubs y restaurantes que tienen mucha afluencia durante todo el año, especialmente en verano, cuando el sol se deja ver en Irlanda y la gente aprovecha quedándose fuera de los mismos a disfrutar de sus pintas y/o comida. En la calle pegada al puerto, Harbour Road, encontramos un restaurante denominado 5Rock, donde se recomienda tomar las costillas con salsa barbacoa, aunque la carta cuenta con otros posibles platos a elegir, como hamburguesa, ensaladas, pollo, taquitos, gambas; además de acompañantes como patatas fritas, mazorcas de maíz, arroz, etc. Se recomienda reservar mesa, sobre todo en fin de semana. Puedes hacerlo fácilmente a través de este enlace.

3

En esa misma calle también encontramos un restaurante que cuenta tanto como con tapas españolas como con menú a la carta, llamado The Brick House. En cuanto al precio de las tapas, no nos imaginemos que vaya a ser como en España, donde generalmente la relación precio/cantidad es muy buena. Ya se sabe que, en países extranjeros, cuando hay algún bar que ofrece tapas españolas el precio es en comparación con España bastante caro para la cantidad que te sirven. No obstante, es una buena opción para el que le apetezca cambiar un día y comer a base de esta alternativa.

5

De postre, siempre puedes comprar un helado de cualquier sabor en la famosa caseta que se encuentra en la esquina izquierda de esa misma calle. Precioso lugar que no pasa desapercibido para ningún turista ni autóctono del pueblecito costero de Skerries.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *