Beber en Irlanda: ¿ La tasa de alcohol permitida es igual en todas las ciudades?

El consejero regional del condado de Kerry, una fantástica región del suroeste de Irlanda, ha aprobado hace escasos días un curiosa moción.

Con 5 votos a favor, 3 en contra, 7 abstenciones y 12 ausencias en la asamblea del pasado miércoles, el consejero regional Danny Healy-Rae ha promovido una propuesta de reducir la restricción sobre las tasas alcohólicas para los conductores que viven en las zonas rurales del condado. La tasa alcohólica consentida a los conductores aumentaría el doble o el triple para los residentes que habitan en las zonas más despobladas. 

Una propuesta muy contraria a las políticas adoptadas por el Gobierno en los últimos años para frenar el considerable problema del alcoholismo en la República.

¿Las razones de dicha propuesta? Declaradas por el mismísimo consejero; “Las mismas leyes que quieren salvaguardar la salud de los ciudadanos crearían una fuente de depresión tal que podría crear un aumento del número de suicidios en la zona más asolada de la isla”.

Healy-Rae sostiene que los habitantes de las pequeñas aldeas y comarcas junto a los agricultores de las granjas non pueden salir de casa y beber una sana pinta en el pub sin arriesgarse a la multa por parte de la Garda, la policía irlandesa. Por este motivo, muchas personas se encuentran frecuentemente solitarios entre las paredes de su casa como la única compañía una botella de whiskey. Esta situación podría llevarlos a irrevocables crisis depresivas.

Sin lugar a dudas, la moción nos transmite la importancia que tiene el pub, los sitios de encuentro, el intercambio de conversaciones y las relaciones sociales en la cultura y tradición de Irlanda.

Pero, un momento, ¿será casualidad que el consejero en cuestión es propietario de un pub en el pequeño pueblo de Kilvargan?

La propuesta, objeto de escándalos en los medios locales, ha sido rápidamente suspendida por el Gobierno de Dublín.

Conor Cullen, en representación de la asociación para la protección de los problemas de alcoholismo (Alcohol Action Ireland) sostiene que incluso en pequeñas cantidades, el alcohol puede ser fatal para quien conduce un vehículo: “En torno a un tercio de las muertes en Irlanda en la carretera se debe al alcohol” también ha afirmado “ Se debe aclarar a la administración de Kerry que existe una gran relación entre el abuso del alcohol y el riesgo de suicidio. Por eso mismo, el consumo de alcohol no alivia las dificultades mentales de una persona, al contrario, contribuye a crear mayor malestar”

El ministerio de transportes ha sostenido que no es necesario elevar la tasa de restricción, ya que en los últimos años con estas restricciones las muertes por accidente en las carreteras irlandeses ha disminuido considerablemente.

En Irlanda el límite consentido en el día de hoy es de 50mg per 100 ml en sangre (la misma tasa que en España) pero que a pesar de la moción, seguirá la misma cantidad para cada ciudadano de la Isla.

Sin embargo, Healy-Rae ha declarado oposición a la suspensión de la ley con un seco “veremos”.

¿La historia acabará aquí o no?

 

Mar Sierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *