Vicios y virtudes, tabaco y alcohol en Irlanda

Si eres de las personas que al viajar se llevan sus vicios en la mochila, aquí te traemos algunos consejos prácticos para que la virtud del ahorro también te acompañe. Con un poco de perspicacia y anticipación, podrás ahorrarte costes excepcionales e imprevistos a la hora de financiar el día a día o las noches de fin de semana.

Irlanda es el país con los impuestos incrementados más altos de la UE. Desde principios de 2009, en Irlanda, el Tabaco y el Alcohol gravan al 40% de su valor. Esta iniciativa del gobierno irlandés a provocado que más de un extranjero se lleve una sorpresa a la hora de entrar por primera vez a un Off-license (denominación de las licorerías en Irlanda), en busca de suministro. Para colmo, el precio en máquinas dispensadoras y en locales nocturnos del tabaco y el alcohol, te pueden dejar seco si no vas preparado.

 

“La legislación de la UE permite transportar hasta un máximo de 800 cigarrillos”

tabaco

Una buena manera de atajar el problema respecto al tabaco es traérselo de fuera. Ya sea del estanco de la esquina o visitando alguna tienda Duty-Free del aeropuerto. De esta manera, un cartón que ronde los 100  euros a precio irlandés, podría obtenerse por poco más de la mitad de precio en el origen.  Conviene saber que la legislación europea permite transportar un máximo de 800 cigarrillos por individuo. Pueden parecer muchos, pero a un ritmo promedio de paquete al día apenas sí durarían mes y medio. Como es de suponer, con el tabaco de liar se aplican las mismas reglas.

 

Respecto al alcohol, tener en cuenta que los productos locales son el whiskey, la cerveza negra (stout) y la sidra. Aunque su precio respecto a los productos importados no es significativamente reducido. El precio medio de una pinta en Irlanda es de 4 euros, aunque suele ascender a 5 euros en las ciudades, e incluso más en locales de fiesta. Sin embargo, en los pubs locales se sirven por 3 euros o 3,50 euros. Éstos son fáciles de localizar en cualquier zona urbana que esté un poco alejada del centro.

 

“No es raro descubrir que las marcas de importación son más asequibles que las irlandesas”

cervezas

Si se piensa consumir en casa, la mejor opción es acudir a los ya mencionados Off-license. Gracias a la cultura cervecera del Norte de Europa y a la amplitud y cercanía del mercado, la variedad ofertada es inmensa. Un detalle sorprendente y que merece especial atención es la diferencia de precio existente entre algunas bebidas locales y el producto extranjero. No es raro descubrir que las marcas de importación son más asequibles que las irlandesas. Por otro lado, las ofertas en los supermercados pueden resultar interesantes cuando se piensa comprar gran cantidad de bebida, pero en general no suele compensar la diferencia de precio con las licorerías.

 

Para acabar, cabe destacar que la legislación irlandesa sobre los espacios sin humo es estricta, ya que fue el primer país en vetar el uso del tabaco en lugares públicos y de ocio. Por fortuna, la gran mayoría de locales tienen zonas abiertas y espacios adaptados a los fumadores, sin necesidad de salir a la calle.

 

Así mismo, beber en la calle al descubierto puede desembocar en una multa entre los 1000 y los 1900 euros. Sin las debidas precauciones, un trago imprudente puede salir bastante más caro de lo esperado.

 

Este post es obra original de Javier Maceira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *