¿Cómo ahorrar dinero en Irlanda?

Si eres seguidor de esta página web, seguro que sabes perfectamente que viajar a Irlanda es una de esas experiencias que ninguno de nosotros deberíamos dejar de hacer independientemente del dinero que tengamos… o que no tengamos. En la empresa de traducciones Okodia llevamos muchos años haciendo proyectos de traducción turística, unos trabajos que nos han permitido recopilar varios trucos para ahorrar dinero en Irlanda y seguir pasándolo estupendamente bien en este verde país. ¿Quieres que te contemos algunos de estos trucos? Pues adelante, sigue leyendo…

ahorro1

Conseguir descuentos con la “ISIC” 

Si viajas a Irlanda para hacer estudios de posgrado, disfrutar de una beca Erasmus o participar en algún proyecto estudiantil, una de las primeras cosas que deberías hacer para ahorrar dinero en transportes es obtener una tarjeta de estudiante llamada ISICInternational Student Identity Card-. Esta tarjeta te permitirá ahorrar en transporte, ropa, comida, entradas de museos… Una ventaja importante de la ISIC es que cualquier estudiante mayor de 12 años puede solicitarla, así que también es perfecta para aquellas familias con niños que quieren pasar una temporada en Irlanda y ahorrar un poquito en lo que puedan.

En esta página web encontrarás toda la información: http://www.isiccard.ie/

Compartir alojamiento

Uno de los gastos más fuertes que podemos tener en Irlanda está relacionado con una necesidad básica del ser humano: encontrar un huequecito acogedor donde dormir, comer, descansar… Como sucede en cualquier país de Europa, vivir solo en Irlanda tiene un precio bastante elevado, así que lo que suelen hacer los viajeros ahorradores o los estudiantes es compartir piso o alquilar una habitación. Antes de comprometerte a nada, recuerda estos dos consejos básicos:

  1. Entérate muy bien de lo que incluye y no incluye el alquiler de la habitación o el alquiler del piso compartido. En España es bastante común que el coste del alquiler incluya gastos básicos como son la luz, el agua o la calefacción, pero en Irlanda es justo al contrario: el alquiler no suele incluir esos gastos y tendrás que abonarlos aparte.
  1. Aclara muy bien con tus compañeros de piso cómo se distribuirá, sobre todo, el coste de la factura de la electricidad. Ten en cuenta que el consumo eléctrico varía muchísimo en función de los aparatos que estén enchufados y en funcionamiento y si compartes alojamiento con unos estudiantes que se pasan el día en casa cocinando, poniendo la lavadora, enganchados a Internet o viendo la televisión, vuestra factura eléctrica se va a disparar muchísimo. 

Saber comprar

Seguro que más de una vez has oído decir que Irlanda es un país muy caro para hacer la compra básica, ya sabes: fruta, carne, leche, huevos… Nuestro primer consejo es que no te creas todo lo que te cuentan, sobre todo cuando se opina de algo tan subjetivo como es el gasto de la cesta de la compra. Irlanda puede resultar caro si tus gustos alimenticios son muy sibaritas o si no tienes tiempo para hacer la compra en los establecimientos de precio moderado, pero eso mismo pasa aquí, en España.

En Irlanda encontrarás supermercados de precios asequibles como, por ejemplo, el Lidl, pero también hay estupendos mercadillos de frutas y verduras con buenos precios y una excelente calidad. ¿Cómo encontrarlos? Aprovechando el poder de Internet: teclea en tu buscador favorito las palabras clave “mercados agricultores Irlanda” y elige el más cercano a tu destino. Más sencillo… Imposible.

Estos son sólo tres de los consejos que hemos recopilado. ¿Quieres que te contemos más? ¡Deja un comentario!

Este post es obra original de Okodia – Agencia de traducción

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *