¡Pon un Colcannon en tu mesa!

¿No sabes que cocinar en la mesa de la noche de Hallowen? ¿Estas harto de preparar paella para tus colegas Irish? Pues… ¡Pon un Colcannon en tu mesa! Que además de ser un auténtico plato de comida irlandés es muy saludable y fácil de cocinar.

Si… has oído bien un Colcannon, este tradicional plato irlandés propio y frecuente en  Halloween, de las épocas otoñal e invernal,  pero también típico en Saint Patrick’s Day, y que en gaélico irlandés Cál Ceannann, quiere decir, repollo de cabeza blanca, está hecho a base de puré de patatas caliente, col, col verde (rizada) y repollo. Se le añade también mantequilla, sal y un poco de pimienta, aunque también puede contener cebolletas, puerros, u otros tipos de cebolla.

Hace varios siglos era el alimento base de la cocina irlandesa, sobre todo no hace pocos años, especialmente en los periodos de hambruna durante el régimen británico (1801-1922), si bien a día de hoy se come en las fechas señaladas anteriormente y/o aprovechando cuando la col rizada está en oferta o de temporada.

https://d5qsyj6vaeh11.cloudfront.net/

Y es que de este plato, que hasta posee una canción irlandesa tradicional en su nombre, cuenta la leyenda que hace muchos años, al igual que con el barmbrack, o de manera parecida a como hacemos con nuestro roscón de reyes, se introducían objetos en esta receta con variopintos y vaticinadores significados para lo venidero.

Por ejemplo, si al comerlo topabas con un botón o un dedal significaba que seguirías siendo una solterona en el futuro, un anillo que te casarías pronto, y una moneda que pronto te llegaría la riqueza. Asimismo algunas mujeres llenaban sus calcetines de la primera y ultima porción de este tradicional plato irlandés para después colgarlos en los pomos de la puerta principal de la casa con la esperanza de que el primer hombre que entrase a través de la puerta se convertiría en su futuro marido.

Otro rumor casamentero es que a varias chicas jóvenes irlandesas se le vendaban los ojos para que seleccionasen una col diferente cada una de la huerta. A continuación, tras cocinar el famoso plato y antes de servirlo, se introducía un anillo en el Colcannon sin que las chicas supieran nada, y la que encontrase el anillo al comer de este guiso, era la siguiente destinada en casarse.

Bueno… dejémonos de historias y cuentos de viejas, y vamos a centrarnos en los ingredientes y en la preparación del plato, que es lo verdaderamente importante.

Si no quieres contribuir al margen de beneficio de los restaurantes y prefieres cocinarlo tu mismo/a en casita deberás comprar aproximadamente 2 kilos de patatas u 8 o 9 patatas, a ser posible que sean patatas viejas o blancas, ya que si usas patatas nuevas o amarillas perderá su sabor auténtico; 1 col y media verde o repollo; 1 barra de mantequilla de 100 gramos; 1 taza pequeña de leche, sal, pimienta y opcionalmente 4 o 5 cebolletas verdes picadas y perejil fresco y mostaza casera.

¿Tienes ya todos los ingredientes? !Prepárate para cocinar, porque hay que hacerlo con esmero y cariño¡.

Lo primero que debes hacer es pelar y cortar las patatas, y hervirlas, para luego bajar el fuego y dejarlas cocinar a fuego lento hasta que las patatas estén tiernas cuando las pinches con un tenedor. Después escúrrelas en un colador. Lo mismo debes hacer con la col, o el repollo y si lo prefieres también con las cebolletas.

A continuación derrite la mantequilla en una olla junto con la leche, y cuando la mezcla esté caliente, añade las susodichas verduras con las patatas y machácalo todo ello como si de patatas revolconas abulenses se tratase o bien pásalo todo por la batidora si te es mas cómodo. Al final puedes sazonarlo todo ello con sal marina, pimienta negra y si lo prefieres mostaza casera y perejil.

http://www.simplyrecipes.com

http://www.simplyrecipes.com

Pero si quieres que tu Colcannon quede al estilo más culinario y tradicional, olvídate de los extras (cebolletas, pimienta negra,  mostaza casera y perejil) y no te olvides de poner un pequeño circulo de mantequilla en el centro del plato, rodeado del puré.

¡Y listo! ya les puedes demostrar a tus colegas Irish o compañeros de piso en este Halloween o cuando te parezca, que no solo se te da bien la cocina española o mediterránea.

 Alejandro Ramos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *