Matricular un coche español en Irlanda

1

¿Eres de los que se ha planteado matricular un coche español en Irlanda, pero no sabe exactamente cómo hacerlo? ¡Moisés Pérez nos explica paso a paso cuál fue su experiencia durante el proceso!

Según explica Moisés, primero hay que tener en cuenta que tener un vehículo con volante a la izquierda en Irlanda no les gusta a las aseguradoras. Es más, cree que solo una o dos te lo facilitan y siempre pagaras más por el seguro. Otra cosa importante es solicitar a tu seguro de España el certificado de siniestralidad, ya que sin ese papel donde demuestres que eres buen conductor, es muy difícil conseguir un seguro en Irlanda.

Moisés continua diciendo que también debemos tener en cuenta las siguientes limitaciones requeridas para no pagar el “VTR”, o tasa para registrar el vehículo, ya que supone entre 1.000 y 3.000€, según motor y valor del mismo. De este modo, para no pagar dicha cantidad, podríamos traer el coche solicitando un cambio de residencia si cumplimos con lo siguiente:

-Ser propietario del vehículo seis meses antes del cambio
-Llevar menos de doce meses residiendo en Irlanda
-Tener el vehículo sin ninguna carga bancaria. Es decir, si se tiene préstamo, automáticamente desde España te negarán el cambio, ya que existe una cláusula en los contratos que se guardan el dominio hasta pagar todo el préstamo
-Mantener el vehículo a tu nombre doce meses después del cambio

En caso de no poder justificar que sea un cambio de residencia, podemos calcular el importe a pagar aquí.

2

Conociendo esto, nuestro primer paso es ir a “Revenue” para solicitar que no nos cobren el “VTR” porque nos hemos mudado a Irlanda. En algunas páginas web podemos leer que se hace en los primeros treinta días desde que entra el coche, pero la experiencia de Moisés es haberlo realizado tras cinco meses sin problema. En “Revenue” se debe presentar la siguiente documentación:

-Pasaporte
-PPSN
-Prueba de residencia
-Este formulario relleno
-Ticket del barco de cuando trajimos el coche
-Seguro del vehículo en vigor
-Extracto bancario seis meses antes de entrar a Irlanda, en este caso de algún banco español
-Permiso de circulación
-Factura del coche cuando lo adquirimos

Tras este paso, en unos tres días recibiremos una carta a domicilio en la que nos dirán que nos aceptaron la excepción del “VTR” y lo siguiente es solicitar cita en el “NCT”, que es como la ITV en España, en este enlace, seleccionando “Import vehicle”.

En cuanto al primer día en la NCT, solo nos solicitan toda la documentación para poder darnos la matrícula, y tenemos que completar lo siguiente:

-Carta que nos llegó con la excepción del VTR
-Pasaporte
-PPSN
-Estos documentos impresos y rellenos
-Prueba de residencia
-Factura del vehículo
-Permiso de circulación
-Ticket del barco

Una vez entregado todo, nos darán un comprobante y nos dirán que de uno a tres días nos llegará un SMS y tendremos que volver para que nos den el número de matrícula. Una vez recibimos el SMS solo tenemos que ir a recoger ese documento y ya podemos ir a comprar nuestras nuevas matrículas a cualquier tienda de automóviles o taller. Hasta el momento, el coste de todo es de 0€.

Ahora es el momento de contratar el seguro. Moisés cuenta que acudió directamente a Axa, en la oficina de “Grand Parade”, en la ciudad de Cork, donde trabaja una chica española que le ayudó, y presentó los siguientes documentos:

-PPSN
-Prueba de residencia
-Certificado de siniestralidad
-Número de cuenta bancaria
-Pasaporte
-Documento que se nos entregó en la NCT

Si todo sale bien saldremos de ahí con el vehículo ya asegurado y solo quedaría pagar el Impuesto de Circulación. Lo podemos pagar directamente en su página web, con la matrícula y los seis últimos dígitos de nuestro número de bastidor en esta web. En ella nos pide nuestra dirección y nuestro número de póliza del seguro. Dependiendo de la cantidad podremos pagarlo cada tres, seis o doce meses. Una vez pagado nos saldrá una pantalla con la confirmación de la que Moisés recomienda sacar una foto o imprimir, por si nos para la “Garda”. En un plazo de tres o cuatro días recibimos en nuestro domicilio el disco que debemos poner en la luna de nuestro coche.

El siguiente paso es, una vez tengamos cita con la NCT, ya podemos quitar las matriculas españolas y poner las irlandesas. También debemos comprar el plástico que se pega en el parabrisas donde van los discos del seguro, del NCT y del Impuesto de Circulación.

El último paso es ir a pasar nuestra primera NCT, es importante recordar que debido a que conducimos por el lado contrario, nuestras luces deslumbran a los coches en sentido contrario. Para pasar a un vehículo español la NCT, solo debemos ponerle unas pegatinas en los faros. Moisés las compró en Amazon aquí, y vienen las instrucciones para ponerlas. El resto del test es el mismo que en España: emisiones, luces fundidas, ruedas, amortización y frenos. Tenemos que pagar 55€ para pasar el test y nos dan el certificado como que ya tenemos todo correcto, desde ese momento, nuestro coche es 100% irlandés.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *