De Au Pair a Childminder externa, ¿cómo hacerlo?

au pair and childminder

Si ya has pasado tiempo como Au Pair, te apetece seguir trabajando con niños pero echas de menos tu privacidad y deseas vivir en tu propio apartamento, es el momento de cambiar de puesto y buscar una familia que requiera de una Childminder, o lo que es lo mismo, una cuidadora de niños externa a la que se le pagará por horas trabajadas. ¿Suena mejor, verdad? ¡Al fin un sueldo normal con el que poder mantenerte y tener independencia!

El primer paso para que esto se convierta en realidad es saber dónde buscar familias que no requieran sólo una Au Pair. La mejor página web en Irlanda es www.rollercoaster.ie, aunque también puedes probar en www.mindme.ie y www.gumtree.ie. En cualquiera de ellas podrás crear tu perfil de manera gratuita y empezar a contactar familias. Si éstas ponen su número de teléfono, es mucho mejor llamar que enviar un email, ya que probablemente recibirán gran cantidad de ellos y no te responderán o lo harán para decir que ya han encontrado a otra persona. También es importante mirar estas páginas con frecuencia para intentar ser los primeros en contactar a las familias que se acaben de registrar, ya que puede que les corra prisa y respondan rápido.

A la hora de filtrar por posición en las páginas, ten en cuenta que puede ser denominado de diversas maneras, pero todo ello es lo mismo: childminder, nanny o incluso babysitter, aunque lo normal es que esta última denominación se refiera sólo al servicio de cuidado de niños por la tarde noche y de manera ocasional. Ojo que si al puesto lo llaman Au Pair live out, posiblemente ofrezcan el mismo sueldo que si vivieras con ellos, por lo que no será suficiente para mantenerse y afrontar gastos.

Una vez que sabemos dónde y cómo buscar, ¿qué condiciones debemos establecer con la familia? ¿Qué sueldo debemos pedir por hora trabajada? ¿Es habitual pedir que nos remuneren las vacaciones? Encuentra a continuación consejos sobre todo ello:

  1. Horario de trabajo: dependerá de las necesidades de cada familia. Se recomienda dejarlo claro antes de comenzar a trabajar, así como establecer que si algún día te necesitan más horas, te las paguen también, es decir, lo normal es que el sueldo sea adaptado cada semana o mes a las horas que hayan sido trabajadas.
  2. Tareas a desempeñar: lo normal sería que sólo debas cuidar de los niños, lo cual suele incluir cocinarles el lunch y quizá también la cena, pero es posible que, además, la familia te pida que realices ciertas tareas del hogar, como limpieza, colada, plancha, etc. El aceptarlo o no queda a criterio de cada uno. Muchas familias consideran que una cuidadora no es a su vez una asistenta, y de hecho tienen a otra persona a parte que se encarga de estas tareas, pero otras tratarán de que la childminder lo haga también. Una posibilidad podría ser aceptar hacerlo pero, dado que se trata de un trabajo aparte, acordar un suelo aparte también.
  3. Días de vacaciones: si vas a trabajar con la misma familia durante meses o incluso un año, es normal que establezcas los días de vacaciones a los que tienes derecho, así como pedir una remuneración por los mismos. Piensa que a todo trabajador se le pagan también equis días de vacación al año, por lo que a una cuidadora lo mismo. Habrá familias que no estén dispuestas a esto, pero hay muchas otras que sí, por lo que todo es negociarlo o si no seguir buscando otra familia que acepte las condiciones que solicitamos.
  4. Sueldo: lo normal en Irlanda es cobrar 10 euros la hora, y sobre todo si se tiene experiencia previa demostrable. Si no es así, hay familias que ofrecen 9 o incluso 8 euros, pero ten en cuenta que el salario mínimo en el país es, desde 2016, de 9.15 euros la hora, por lo que puedes exigir al menos dicha cantidad. En caso de que la familia no requiera muchas horas a la semana es posible que ofrezcan algo más, o incluso puedes solicitarlo tú argumentando esto mismo.
  5. Referencias: pedir referencias de anteriores cuidadoras es una muy buena idea para conocer más acerca de los niños, su comportamiento, aficiones, etc. y acerca de la propia familia en general. Además, podréis obtener algún consejo que os pueda ayudar durante vuestro día a día con los niños.
  6. Alta en la Seguridad Social (Revenue): si decides darte de alta en la Seguridad Social como trabajador autónomo y así cotizar como cualquier otro empleado y, por tanto, tener derecho a una pensión en el futuro, te interesará saber que estás exento de pagar tasas si tu sueldo es inferior a 15.000 euros al año, pero por encima de dicha cantidad deberás pagar a Revenue como todo el mundo. Puedes encontrar más información aquí http://www.childcareonline.ie/index.php/childminders/childminder-supports/childminders-tax-relief-scheme

¡Mucho ánimo y buena suerte con la búsqueda!

Este post es obra original de Patricia García Beneytez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *