Cómo elaborar un buen CV para Irlanda

CV

Cuando nos disponemos a elaborar el CV para optar a puestos de trabajo en Irlanda, debemos adaptarlo al país en cuestión. Encuentra aquí algunos consejos que te ayudarán a redactarlo:

  1. ¿Qué modelo utilizar?: lo cierto es que en Irlanda basta con que el modelo curricular sea lo más simple posible. Puedes escoger una plantilla básica que encuentres buscando en Google o ¡también puedes dejar que otros lo hagan por ti! EazyCity ofrece ayuda a la hora de buscar trabajo, tienen oficinas en Cork y Dublín.
  2. ¿Se debe incluir fotografía?: no hace falta incluirla, de hecho, no sería recomendable, pero si lo haces, que sea profesional, es decir, evitar incluir una tipo selfie, por ejemplo.
  3. Datos personales: se deben incluir:
  • Nombre
  • Primer apellido, (el segundo es opcional)
  • Número de teléfono irlandés, ya que si incluimos uno que no sea de aquí habrá menos posibilidades de que nos llamen.
  • Dirección de correo electrónico profesional, es decir, evitar aquellos que creasteis hace tiempo aunque los sigáis utilizando y crearos una cuenta en Gmail cuya dirección suene profesional (por ejemplo, simplemente con vuestro nombre y apellidos separados por un punto, sin incluir otros signos ni números)
  • LinkedIn: en Irlanda se utiliza mucho esta red profesional, por lo que no estaría de más que incluyerais el link en vuestro CV. Si no lo hacéis no pasa nada, ellos mismos buscarán si tenéis perfil, lo cual por cierto también es muy recomendable tener, y tenerlo bien.
  1. Habilidades: destácalas al principio del CV, de modo que se vean bien aquellas habilidades o cualidades que poseéis (y adaptarlas a cada posición a la que apliquéis). Una buena idea es leer las skills que piden para una determinada posición y ponerlas en el CV. No exactamente todas ellas ni con el mismo orden, pero aseguraros de que las incluís. Si aplicáis para un puesto donde se requiere tener carné de conducir aseguraros de añadir full clean driving licence. (clean si no tenéis puntos)
  2. Formación: señalar la formación más relevante que tenéis. Es importante saber que el equivalente a una Diplomatura se conoce como Degree, mientras que para Licenciatura es BA Honours Degree. Además, si de nota media sacasteis más de un bien, podéis escribir “2:1”, al lado del título de la carrera. Por su parte, en Irlanda gusta mucho que se mencione la nota media obtenida durante la carrera. Ponedla siempre y cuando sea al menos de 7.5.
  3. Idiomas: mencionar los idiomas que habléis seguido de una breve frase tipo: fluent in spoken and written, highly proficient in spoken and written, full professional proficiency, bilingual, native Evitar frases como: medium / basic level, al menos para el inglés, idioma fundamental para aspirar a conseguir un trabajo en Irlanda. Si habláis un tercer idioma ya poner lo que consideréis, pero se recomienda poner frases positivas que demuestren que sí que lo habláis, si no, simplemente no lo mencionéis.
  4. Experiencia laboral: de la más reciente, y a ser posible en Irlanda, a la más antigua, pero si los trabajos previos que habéis realizado no tienen que ver con la posición a la que estáis aplicando, no los incluyáis, ya que no podrán ayudaros a conseguir el puesto. Si tenéis mucha experiencia previa, poner solo aquella que más se asemeje y, por tanto, más pueda ayudaros a conseguir la posición. Si la empresa desea saber más ya irá a vuestro perfil de LinkedIn que estará más completo.

Si aplicáis a posiciones muy distintas, adaptar la experiencia previa que tengáis a la posición en particular.

Si os queda algún periodo largo en blanco no os preocupéis, es perfectamente normal puesto que habéis podido estar estudiando o realizando alguna actividad de voluntariado. Si tienen curiosidad al respecto os preguntarán durante la entrevista y podréis clarificarlo.

Para mencionar la experiencia laboral, poner el título de la posición que habéis ocupado así como una breve explicación de las tareas o responsabilidades que desempeñasteis.

  1. Extensión: lo ideal sería presentar sólo una hoja de CV, dos como mucho.
  2. Carta de Presentación (Cover Letter): es muy común que para aplicar a ciertos puestos de trabajo os pidan también una carta de presentación. Se valora mucho el hecho de enviarla aunque no sea obligatorio. Adaptar cada carta de presentación a la posición concreta.
  3. Cuidar las faltas de ortografía: el CV será lo primero que vean de vosotros las empresas, así que repasar vuestra redacción con mil ojos para no cometer faltas de ortografía que podrían haberse evitado con un buen chequeo previo.

En definitiva, se trata de no poneros barreras a vosotros mismos a la hora de redactar un CV, así como de adaptarlo para cada posición concreta asegurándoos de incluir las skills que se solicitan y la experiencia previa que más se parezca o que pueda ayudar a conseguir el puesto. ¡Buena suerte en la búsqueda!

Este post es obra original de Patricia García Beneytez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *